Hogares inteligentes, hogares más eficientes

Hogares inteligentes, hogares más eficientes

Hasta hace no mucho los hogares inteligentes parecían ser cosa de otra galaxia. Pero lo que antes quedaba tan lejos ahora parece que está al alcance de la mano. Por suerte, son cada vez más las personas que eligen este tipo de viviendas. Reducir el consumo de energía y agua es el objetivo. La combinación de informática y electrónica nos lleva a tener hogares inteligentes, hogares más eficientes.

Somos conscientes de que la mayoría de los aparatos electrodomésticos que tenemos en casa tienen una vida útil de diez años, aproximadamente. Para optimizar al máximo este hecho (la obsolescencia programada, que es otro tema que abordaremos en otro momento) existen algunas recomendaciones. Si tenemos que elegir el calentador, la calefacción, la caldera, la iluminación o el agua caliente debemos elegir los que que lleven la etiqueta energética A que son los más eficientes.

Todo son ventajas

La disminución del gasto energético se consigue con distintas acciones complementarias. Controlando la temperatura en espacios interiores, comprando electrodomésticos con etiqueta energética (que además de reducir la factura de la luz consumen menos energía), empleando placas solares y un ordenador central que ponga al día los consumibles de la casa. Son solo algunos ejemplos de los atributos de este tipo de viviendas.

Las ventajas de este tipo de viviendas son evidentes. Sobre todo, pensando a largo plazo. Las aplicaciones tecnológicas son y serán el futuro. Lo importante es que la tendencia es disponer de casas, barrios y ciudades más acordes con los nuevos estilos de vida, más amables con el medio ambiente y más seguros. Se busca el confort y el beneficio ecológico, principalmente. Una combinación que, al menos, augura óptimas expectativas.

Si hay que poner un pero, tendríamos que decir que el único inconveniente es el coste. Actualmente, aún estos recursos son más elevados que los empleados en las viviendas tradicionales, pero se prevé que la implantación masiva de estos sistemas provoque una bajada en los precios. Confiamos en que los beneficios de la eficiencia energética aumente su comercialización.

 

Leave Comment