La influencia del cambio climático en las costas

La influencia del cambio climático en las costas

Es verano y más de uno estará disfrutando de unas merecidas vacaciones cerca del mar. Porque es uno de los grandes atractivos naturales de nuestro país y porque el cambio climático es su espada de Damocles hoy os contamos en qué medida se verán afectadas las costas por este amenazador fenómeno. No nos gusta ser catastrofistas pero las previsiones no son muy optimistas, al menos, a medio plazo.

El deshielo es una consecuencia directa del calentamiento global, lo que supone el consiguiente aumento del nivel del mar de forma progresiva. Razón que conducirá a que desaparezcan muchas zonas costeras de todo el mundo, principalmente, islas. Se augura que numerosas ciudades sean engullidas por el mar en un plazo variable de tiempo. Que dependerá, fundamentalmente, de la cantidad de emisiones, entre otras variables.

Ciudades sumergidas

Si no controlamos la contaminación, los gases de efecto invernadero calentarán el planeta 4 grados en apenas unas décadas, acelerando el deshielo. Según un estudio de Climate Central titulado “Carbon, climate and rising seas our global legacy”, alcanzar esos 4 grados sumergiría las tierras donde hoy viven entre 470 y 760 millones de personas. Un dato nada despreciable. Otra cifra a tener en cuenta es que el 70 por ciento de la población mundial vive en zonas costeras. Pero también hay que decir que no todas las zonas se verán afectadas por igual. Las características geológicas, el tipo de ocupación de la costa y las construcciones son factores determinantes, en este sentido.

Las ciudades construidas bajo el nivel del mar son las que corren mayor riesgo. Es el caso de Tokio, Miami, Nueva York, Singapur, Venecia, Amsterdam o Rotterdam. Para Steven Nerem, científico aeroespacial especializado en el cambio climático, “ya es demasiado tarde” para algunas de las ciudades citadas. Venecia o la costa holandesa ya sufren las graves consecuencias de su localización. Según este experto, Nueva York podría llegar a ser inhabitable antes de finales de siglo.

Información obtenida de Ecología Verde. 

 

 

 

Leave Comment