Día Mundial del Suelo

Hoy 5 de diciembre celebramos el Día Mundial del Suelo. En el marco de la Alianza Mundial por el Suelo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) respaldó este día como un modo de incrementar la sensibilización de la importancia de cuidar y preservar el suelo a nivel mundial. Desde 2012 se vienen celebrando actos para celebrar este tema. El lema de la ONU de este año dice así: “el cuidado del planeta comienza por el suelo”.

La verdad es que no es para menos. Es un recurso crucial para la existencia de todos, un recurso que hace posible la vida sobre el planeta. Solo algunos datos relevantes a tener en cuenta: El suelo retiene el triple de carbono que la atmósfera lo que ayuda a luchar contra el cambio climático. Por otro lado, el 95% de los alimentos proviene de él y el 33% de los suelos del planeta están degradados.

Razones para cuidar del suelo

La FAO nos propone algunas buenas razones para cuidar de los suelos: Como hemos indicado más arriba, el 95% de los alimentos se produce en el suelo. Así que cuanto más cuidemos los suelos mejores serán las cosechas. Hay que tener en cuenta que es un recurso no renovable por lo que su preservación se hace necesaria para mantener la seguridad alimentaria.

Los suelos albergan la cuarta parte de la biodiversidad del planeta. Preservar la biodiversidad implica, pues, que nuestro planeta sea resiliente, adaptable y saludable. La agricultura orgánica, el pastoreo por rotación, la rotación de cultivos o la agricultura de conservación aumentarán de manera sostenible la productividad agrícola sin degradar ni el suelo ni el agua. Cuidarlos significa, también, mitigar las consecuencias del cambio climático. Ya que almacenan el carbono y disminuyen las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Por otro lado, los suelos almacenan grandes cantidades de agua ayudando a los cultivos a afrontar las sequías. Además de ser claves para el suministro de agua limpia. Capturan, almacenan y filtran el agua lo que la hace segura para beber. Por último, tengamos en cuenta que de las bacterias del suelo se generan la mayoría de los antibióticos que conocemos. Así que su preservación es una cuestión de salud humana.

La deforestación, un peligro in crescendo

Hace algunas semanas, celebrábamos el Día Mundial del Medio Ambiente, cuyo lema era “conectar a las personas con la naturaleza”. Los bosques son actores protagonistas de esa naturaleza con la que hemos de conectar. A ellos nos referimos hoy porque la deforestación es un peligro que, lamentablemente, va en progresión creciente. Y es que las cifras son alarmantes, parece que 14.000 hectáreas de árboles desaparecen cada día.

Los datos citados más arriba proceden del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Un programa entre cuyos objetivos está presentar el informe Bosques en una economía verde. En él se detallan los beneficios económicos, ambientales, sanitarios y sociales. Razón que justifica una inversión eficaz en la gestión y protección de estas forestas.

Y es que no somos del todo conscientes del bien que ejercen los bosques, en silencio. Más de una cuarta parte de la población mundial dependen directamente de esos beneficios. La mitad de las grandes ciudades obtienen el suministro de agua de estos mismos agentes. Si hablamos de los riesgos que evitan podemos citar las catástrofes naturales que frenan. Un ejemplo, el huracán Mitch segó la vida de miles de personas en 1998. Muchas de las personas que fueron sepultadas lo fueron por deslizamientos de tierras agravadas por la deforestación de las montañas.

Cifras alarmantes

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señala que la tasa de destrucción de los bosques de Amazonia, cuenca del Congo y sudeste asiático se redujo en un 25% en la primera década del siglo XXI. Hay que tener en cuenta que el conjunto de estos tres pulmones verdes representa el 80 por ciento de toda la vegetación arbórea del trópico.

Es justo decir que las mayores tasas de deforestación se producen en los bosques tropicales y que son estos los que alojan las más altas cotas de biodiversidad del planeta. Pero no podemos olvidarnos de la relevancia de los del Hemisferio Norte. La Federación Rusa tiene la mayor superficie del mundo, con 810 millones de hectáreas. España cuenta, por su parte, con 18 millones de hectáreas, ocupando el cuarto puesto en Europa, después de Rusia, Suecia y Finlandia. Nuestro país ostenta un grado y es que tiene una mayor diversidad de ecosistemas forestales.

Información extraída de El País. 

 

 

 

Cesyt patrocina la presentación del informe FAO sobre “Bosques urbanos y periurbanos. Directrices internacionales y líneas de investigación”

Los bosques urbanos y periurbanos son, a día de hoy, elementos necesarios para un desarrollo urbano sostenible. Solo un 2 por ciento del planeta está ocupado por ciudades pero consumen el 75% de sus recursos naturales. Una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta las estimaciones a corto plazo. En 2050 se prevé que el 70 por ciento de la población mundial viva en ciudades y pueblos. Por tanto, todo lo que sume es más que necesario para disfrutar de una calidad de vida sostenible.

Hace unos años la FAO abrió un proceso de estudio para elaborar unas directrices cuyo objetivo fuera optimizar la contribución de los árboles a las ciudades. En este sentido, científicos, profesionales y administradores públicos de todo el mundo se reunieron para discutir sobre las  claves del desafío de la silvicultura urbana. Finalmente, fue un equipo más reducido de expertos los que definieron y concretaron este vasto conocimiento.

El resultado de aquella iniciativa es la publicación de “Guidelines on Urban and Peri-Urban Forestry”. Un documento dirigido a un público general que ofrece las directrices a seguir para potenciar los bosques urbanos y periurbanos que satisfagan las necesidades presentes y futuras de las ciudades respecto a servicios ecosistémicos. Con este estudio también se pretende crear y/o aumentar la conciencia de la comunidad sobre la importancia de los bosques y árboles en la ciudades. Factores clave que mejoran la calidad de vida y la sostenibilidad global.

Presentación del informe

La presentación de este valioso documento tendrá lugar el próximo viernes 26 de mayo. La jornada titulada “Bosques urbanos y periurbanos. Directrices internacionales y líneas de investigación” comenzará a las 10 horas en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas (ETSIAAB) de la
Universidad Politécnica de Madrid. Y acabará a las 14 horas después de diversas ponencias de especialistas en la materia. El acto está patrocinado por nosotros: Cesyt Consultoría Estratégica de Servicios y Territorios, además de Dasotec, Tecnigral Consultoría Medioambiental.

Para la celebración del evento se ha contado con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Galicia, la Federeación Española de Municipios y Provincias + Biodiversidad y la Red de Gobiernos Locales y el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias. La inscripción es gratuita hasta completar el aforo. Así que los interesados solo tienen que completar el registro que se encuentra en este programa. Después enviarlo a la dirección de correo electrónico de la secretaría de la AEPJP: secretaria@aepjp.es